jueves, 29 de abril de 2010

A vueltas con lo mismo, otra vez de nuevo again


4 comentarios:

Gol dijo...

¡Es acojonante! No tendrán otra cosa mejor que hacer. Seguramente lo único que quieren es dinero.
Pobre Tintín, con lo bueno que es.

Gol dijo...

Hablando de Tintín en el Congo.
El otro día me enteré, después de más de cuarenta años que hace que me leí el tebeo, que la canción que cantan los remeros cuando van por el río: U ELE, U ELE, MALIBA MAKASI, o algo así, no se la inventó Hergé, sino que existe de verdad.
Es una canción del Senegal que cantan cuando van de pesca y tienen que remar.
Es impresionante el cuidado por la documentación de este hombre.
¿quién iba a saber que esa canción era verdadera?
A mí eso me parece, además de una enorme profesionalidad, un respeto profundo por la cultura autóctona y de los tebeos.
Hergé , cada día que pasa eres más grande.

Don Erre dijo...

El reporterito del Tintín se acerca a su colonia del Congo donde los morenitos se describen como apamplaos y con pocas luces. Se ven representados como zagales traviesos, supersticiosos, asustadizos e impresionables.
Hace que se descarrile un tren y les ordena a los congoleños que lo levanten ellos, eso sí con la ayuda de Milú. ¡Lo llevan al poblado en un palanquín!
Les recrimina y les amenaza mientra ellos de rodillas le piden que sea su hechicero.

Hablemos del amor por los animales. El señorito lleva una cámara que usa para grabar a la jirafas que son inofensivas, pero ay de usted si es un rinoceronte, corra por su vida porque el belga dispara ipso-facto, y no una foto precisamente.
Hace un chiste masacrando un rebaño de "gacelas", mata un mono para disfrazarse. Dispara a un elefante y coge su marfil y se hace una foto con un ñú matado a pedrada limpia.
A la hoguera con semejante documento colonialista belga y no consuman sus chocolates "Côtes d'Or" que además llevan aceite de palma y deforestan el Congo.

Llosef dijo...

Jeje, me encanta Don Erre, que defiende a los congoleños llamándolos morenitos.