miércoles, 18 de abril de 2012

LA BOCA DEL LOBO

Hace más de un año, Alejo Bueno Casillas y yo, Borja González, nos propusimos hacer algo (en aquel momento no estaba claro el qué) sobre la vida del artista pacense Antonio Juez Nieto. Ahora, con mucho camino recorrido, puedo decir que aquella idea se ha materializado en un cómic de 36 páginas al que le quedan apenas unas pinceladas para darse por terminado. Y me parece un buen momento para compartirlo con exTreBeO.

Un poco de historia.
Antonio Juez Nieto (1893-1963, Badajoz) se inscribe en la corriente del Modernismo, en el Prerrafaelismo, el Simbolismo, el Esteticismo y el Decadentismo, siendo autores como Aubrey Beardsley y Oscar Wilde, claros referentes de su vida y su obra. El acercamiento de sus pinturas a la temática de la muerte, le acompañó en su vida diaria, haciéndose evidente tras el fallecimiento de su querida madre, Doña Vicenta Nieto. Y es aquí donde comienza "La boca del lobo".
Nuestra intención es aportar nuevas pinceladas a la reconstrucción de la vida del artista, utilizando la ficción para dar luz a un momento clave de su vida: la muerte de su madre, que desemboca en unos últimos trece años recluido en su casa, dedicándose a su puesto como Jefe de Jardines de la Ciudad de Badajoz. 
Es significativo que dejara de pintar muertos tras la pérdida de su madre. Y es el punto de partida que decidimos utilizar para construir el cómic. "La boca del lobo" es, por tanto, la historia de una derrota. La derrota de un artista ante el miedo a la muerte. Y quién mejor para dialogar sobre el abismo que Carolina Coronado.
En los años cincuenta, Antonio Juez Nieto, (en ese momento Jefe de Jardines de Badajoz, puesto concedido tras su retirada del mundo artístico) coloca la famosa estatua de Carolina Coronado en el Parque de Castelar, siendo uno de los muchos cambios que realizó en el parque. Puede que la cercanía con la muerte fuera un punto de unión entre ambos autores, algo que nosotros potenciamos en la historia.
Así, La boca del lobo comienza con la noche en que la madre de Juez, Doña Vicenta, está apunto de morir. Y de un punto real, pasamos a nuestra ficción, a una noche soñada en el Parque de Castelar, en la que Antonio Juez buscará consuelo y respuestas ante su querida Carolina, incapaz de enfrentarse a la muerte de su madre. Imaginar qué pensaba Juez aquella noche en la que decidió alejarse de todo, es la base de esta historia.
Historia que espero podamos ver publicada muy pronto, añadiendo una pieza al puzzle que compone la biografía de Antonio Juez Nieto, y dando por finalizado un viaje que emprendimos con mucha ilusión.

Estas dos páginas que adjunto, junto al resto que acompañan este artículo, son un premontaje, con los bocadillos provisionales. Pero espero que les den una idea.

9 comentarios:

Felmanuel dijo...

Estas muestras son impresionantes. Y el resumen que has hecho, Borja, dan, o me dan, muchas ganas de leer vuestro cómic, a ver qué tal os ha quedado. Bravo por Alejo y por ti, compadre.

Gol dijo...

Las páginas tiene una pinta espléndida y la sinopsis invita a leer el tebeo. También me gustaría conseguir un ejemplar cuando los haya. Esperemos que no tardando mucho. Felicidades a los artistas.

Pedro Camello dijo...

Tiene un aspecto impresionante, y la última viñeta de la última página me parece brillante.

Enhorabuena por la iniciativa. Estaré atento...

Al Peral dijo...

Magnificas paginas, me encantan y la historia es muy atrayente. Ya m hablaste algo d ella pero con esta entrada y lo q muestras veo por fin lo guay q queda. Ansioso estoy por comprarlo, q m lo firmes y leerlo (por este orden, si)

M atrae un monton ese puntillo a Mignola d varias viñetas (la estatua por ejemplo)

Enhorabuena, amigo.

BORJA dijo...

Gracias! a ver si pronto se puede ver completo.

BORJA dijo...

Gracias Alberto, yo te lo venderé y firmaré con mucho gusto jajaja.
Sobre el estilo, tengo que decir que ha sido uno de los puntos complicados del cómic. Lo que yo tenía en mente, era fusionar un estilo sintético (como el de Mignola, o el Corben en blanco y negro, incluso Pratt) con el estilo de Juez (a lo Harry Clarke). Cuando comencé, me di cuanta de que aquella era una idea ciertamente complicada para un primerizo como yo, y me pasé los primeros meses pensando que aquello no quedaba bien, que no era lo que pretendía, dibujando páginas y páginas con la sensación de fracaso total. Ahora estoy algo más a gusto con el cómic, pero tengo que reconocer que el resultado es más "lo que he podido" que lo que he querido...
En cualquier caso, creo que ha quedado bien y estoy contento con el trabajo realizado.
Y espero que no se note en el resultado final todo esto que comento que, supongo, le pasa a todo el mundo cuando se enfrenta a un cómic de cierta duración y en el que ha depositado muchas ilusiones.

Felmanuel dijo...

"Más lo que he podido que lo que he querido"... Pues perdóneme usted, Borja, perdóneme, pero yo veo en el resultado, al menos en las páginas que ha compartido, el toque de al menos uno de los autores a los que usted ha QUERIDO rendir homenaje (sí, en mayúsculas lo de querido, porque yo veo más eso que lo de "he podido"). Me fascina ese toque a lo Mignola que se ve en cada viñeta, mezclado con tu toque personal, que, por cierto, veo mucho más maduro que en otras ilustraciones tuyas. Así que yo creo que sí, que has conseguido lo que QUERÍAS.

Ángel García Nieto (By TiTo) dijo...

Borja, enhorabuena, el cómic tiene un pinta estupenda. Me uno al comentario de Pedro sobre la última viñeta de la última página, una sensación de movimiento fatástica.

En cuanto lo tengas, lo pillo.

Un abrazo.

Antonio Roguera dijo...

Para algunas cosas el blanco y negro sigue siendo insuperable. Qué buen aspecto tiene la historia...