domingo, 19 de enero de 2014

[Reseña] SUPERMAN. TIERRA UNO. Vol. 1 y 2 (J. Michael Straczynski/Shane Davis)

    Con frecuente regularidad, se tiende a lanzar versiones actualizadas o remodeladas de personajes e historias que fueron publicadas hace ya decenios.

    Éste tipo de historias, reinterpretando argumentos ya conocidos viene dada por el particular modo de publicar cómics en los Estados Unidos, donde no existe una cultura de la reedición o reimpresión de cómics clásicos y, obviamente, también por la oportunidad de acercar al público actual estas historias clásicas pero con un nuevo enfoque que lo haga más atractivo.

    Superman, en sus 75 años años de andadura, es uno de esos personajes de los que hemos podido ver reinterpretada su leyenda multitud de veces, con mayor o menor fortuna en cuanto al acercamiento sobre su origen. Unas veces por la necesidad de dar coherencia al universo en que se mueve, otras por realizar un reboot que suponga el inicio o partida de nuevas aventuras y varias más por el interés de algún autor estrella que desea aportar su visión sobre los inicios del kryptoniano de acero.

    Superman: Tierra Uno es la respuesta DC a la exitosa línea Ultimate de Marvel. Es decir, un enfoque más adulto y oscuro sobre el origen del hombre de acero, planteado como una novela gráfica, y del que Zack Snider sacó varias ideas para realizar su sobrevalorada versión fílmica, Man of Steel.

    Aquí vemos a un Clark Kent veinteañero, con su estilo grunge del medio este americano, que se planta en Metrópolis tras la muerte de su padre para labrarse un futuro y descubrirse a sí mismo. Un chico confundido con su papel en este mundo y que oculta su verdad ante el temor a la reacción de la sociedad. En su deambular por las calles de la gran ciudad, veremos a un Clark con dudas, incapaz de hacer frente a su destino. Un pulso con su yo interior, pero que busca la integración por encima de todo y por eso teme mostrarse a los demás. Se nos revela parte de su pasado a través de una serie de flashbacks que ahondan, sobre todo, en su relación con los Kent. Pero todos sabemos que lo que esconde en su interior es una gran S esperando mostrarse, y la excusa que le hace rasgarse la camisa es una invasión alienígena. Un extraterreste llamado Tyrell, que acabó con Krypton, llega a la Tierra con la intención de finalizar el trabajo. A partir de éste momento ya no hay excusas, surge el superhombre, Superman alza el vuelo.

    J. Michael Straczynski (Amazing Spider-Man, Rising Stars) recaló en DC, tras su marcha de Marvel, para actualizar al personaje estrella de la editorial. Tierra Uno se contempló inicialmente como una reinterpretación de los principales personajes de la casa con un punto de vista más adulto y que quedó finalmente desechado tras el reboot que supuso posteriormente el universo New 52. El éxito, no obstante, de esta historia propició una segunda entrega; Superman. Tierra Uno vol. 2, en la que se muestra las consecuencias de la aparición de Superman en el mundo, siendo catalogado como un outsider, temido por el público, que no sabe qué pensar realmente de ese extraño personaje volador y perseguido por el ejército y los Laboratorios STAR. Straczynski, mantiene los cánones clásicos de la mitología supermaniana; el Daily Planet, Lois Lane, Jimmy Olsen, incluso la justificada timidez característica de Clark. Todo ello tamizado desde un punto de vista actual, teniendo muy presente lo que busca el público en este tipo de productos, pero manteniendo la esencia del personaje.

    Shane Davis nos aporta la parte gráfica. Con un estilo correcto, sin grandes estridencias, que pierde algo en el diseño del personaje principal. Queriendo mostrar un Superman veinteañero, su estilo nos lo refleja más cercano al concepto que todos tenemos de Superboy. Le falta el empaque y la majestuosidad de un personaje al que su sola presencia impone, aunque sea un veinteañero imberbe. Por lo demás, un trabajo impecable, con un Clark Kent oscuro, sin esos aires ñoños o nerd a los que se nos tiene acostumbrado, que atrae hasta a las vecinitas de su apartamento.

    Un cómic que resulta una gran oportunidad para quien se acerca al personaje por primera vez. Realizado desde una perspectiva moderna y que supondrá una agradable curiosidad al aficionado fiel.

2 comentarios:

Miguel Gómez Andrea dijo...

Este tebeo sí que lo he leído. Yo también soy fan de Superman, fue el primer superhéroe de mi niñez. Pero abandoné las nuevas versiones y reescrituras del personaje hace muchos años. Sin embargo este tebeo lo pillé por el nombre del guionista del que conozco su genial hacer en Spiderman. A mí personalmente me pareció una versión correcta, pero el dibujo demasiado frío y envarado para mi gusto. En fin, sí, no es un mal tebeo gracias a Straczynsky.

Pedro dijo...

El Superman más creíble e interesante de los últimos años es el que el propio Stracynsky hizo para los Supreme Power de Marvel...