domingo, 1 de marzo de 2015

[Reseña] MIÉRCOLES (Juan Berrio)

  Lejos de las grandes y efectistas series de superhéroes, lejos de las inabarcables colecciones franco-belgas, lejos de las sobrevaloradas novelas gráficas ombliguistas (en la mayoría de los casos), se encuentran una serie de títulos cuyo factor denominador común es la honestidad de su planteamiento y el uso (buen uso), de los recursos del cómic para mostrar historias cotidianas que dejan un regusto dulce en el lector al finalizarlas.


  Miércoles, de Juan Berrio, se puede englobar dentro de este reducido grupo de obras y cuyo mayor atractivo, no es sólo la historia costumbrista que nos muestra, sino unos personajes que irradian buen rollo y unos dibujos que con un estilo sencillo, pero preciosista y atractivo, llevan al lector a pasar una amena y agradable tarde de lectura.

  Miércoles, como su propio título indica, cuenta un día en la vida de una serie de vecinos en un barrio típico de una ciudad cualquiera. La historia comienza al amanecer, con el despertar de uno de sus protagonistas y finaliza al anochecer. El argumento continua la rutina de varios personajes cuyos caminos se van cruzando a lo largo de todo el día y que Juan Berrio aprovecha para dejarnos píldoras de cada personaje y sus rutinas o quehaceres diarios.

  El punto fuerte de este título es precisamente su cotidianidad, el costumbrismo llevado al extremo más absoluto. Los personajes pasean, hacen compras, se relacionan entre ellos de la manera más normal posible y en la que todos podemos sentirnos reflejados a menos que nos fijemos un poco que nuestro día a día es el mismo que el que se presentan a los protagonistas del tebeo. Un tropiezo, un perro que se pierde, una molestia del vecino de al lado. Hechos que vemos como rutinarios y que no dejan de ser una excusa para relacionarnos con nuestro entorno, las personas que nos rodean y los sentimientos y emociones que eso nos provoca. Juan Berrio ha conseguido hacer de la rutina una obra de gran calado y que tiene en todo caso un tono amable.


  Juan Berrio (Valladolid, 1964), es un ilustrador de reconocida trayectoria que ha enfocado su camino hacia la ilustración y el diseño gráfico, colaborando con diversas revistas y agencias de publicidad. En cómic, su obra siempre se ha enfocado a mostrar historias cortas que eran recopiladas en álbumes propios o en colaboración con otros autores. Miércoles es su primer álbum de entidad, una obra que fue merecedora del Premio Internacional FNAC-Sins Entido de Novela Gráfica en 2012.


   El trazo de Berrio es límpido, sencillo en apariencia pero con un enorme trabajo detrás, que muestra un dibujo precioso, tanto en la caracterización de los personajes, como en la ambientación del barrio y la ciudad, que puede pasar por cualquiera de las calles de allá donde residamos. Con una composición de la página sencilla y ágil que facilita la fluidez de la narración, así como el uso del color en bitono con el uso del negro y el naranja y toda la mezcla y combinaciones que puede salir de éstos.  Una gama de tonalidades que juega con el entorno otoñal de la historia y es una baza más para disfrutar de éste título.


   Al finalizar la historia, Juan Berrio nos regala un extra que lleva por título Miércoles, minutos musicales, donde los protagonistas del relato (en éste caso en blanco y negro) cantan y bailan al son de su música favorita (Nat King Cole, Karina, Luis Aguilé, Carlos Berlanga) durante sus quehaceres diarios y que pone un broche final a una obra que es todo un derroche visual y un placer para los sentidos.

  Miércoles es uno de esos títulos que merece ser repasado cada no mucho tiempo y que siempre pondrá una nota de optimismo, incluso en el día más gris que tengamos.