domingo, 17 de mayo de 2015

[Reseña] LOS VENGADORES. LA ERA DE ULTRÓN (Bendis/Hitch/Pacheco/Peterson)

  Que de cómic vive el cine es algo mayormente aceptado vista la profusión de títulos cinematográficos basados en personajes salidos de las viñetas. Los últimos 15 años han sido una constante en las salas de exhibición, conformando así el superhéroico, como un nuevo género cinematográfico.

  
  Marvel, con toda su plétora de personajes lleva inundando los cines de todo el mundo de superhéroes desde aquel lejano año 2000 en que presentó en sociedad el Spiderman de Sam Raimi y los X-Men de Bryan Singer (antes, incluso si contamos la trilogía de Blade). DC también ha incluido propuestas, erráticas en su mayoría aunque algunas elevadas a la categoría de obra maestra (léase Trilogía Batman de Nolan), y algunos estudios menores se han hecho con personajes menos conocidos de editoriales alternativas, por el simple hecho de que sus historias estaban encerradas entre viñetas.

   El Universo Cinemático de Marvel tal vez sea el proyecto más cohesionado, sobre todo desde su fusión con la todopoderosa Disney. Con ese universo en constante expansión a través de películas, series de televisión, cortometrajes y también cómics basados en el MCU, Marvel ha llevado su estilo al audiovisual, generando grandes expectativas en cada uno de sus estrenos y, sobre todo, respetando la esencia original.


   La última entrega cinematográfica, un éxito mundial rotundo, es Los Vengadores. La Era de Ultrón que cierra la Fase 2 del MCU, (una coña que se han inventado para ir dando salida a sus títulos cinematográficos como si fuesen a un punto convergente) también tiene su punto de origen y partida en una serie de cómics más actual, por cierto, ya que hace apenas cinco años que se publicó por primera vez.


  En Los Vengadores. La era del Ultrón, el cómic, asistimos al resurgir de esa máquina dotada de inteligencia artificial y con forma de androide que es Ultrón. Creado por el doctor Henry “Hank” Pym (en la peli su creador es Tony Stark), alias Ant-Man, alias Giant-Man, Ultrón, como Skinet después de él, comenzó a tomar conciencia de sí mismo y su papel fundamental en el mundo. Un papel en el que la humanidad sobraba. Ya sabéis que somos un cáncer para el planeta que hay que erradicar.


  El caso es que la historia comienza unos años después de que Ultrón se haya hecho con el poder mundial. En un apocalíptico futuro, las máquinas controlan todo y los humanos son sistemáticamente exterminados hasta la extinción. Únicamente, un pequeño grupo de superhéroes resiste ahora y siempre al invasor… eeerr, que me voy por los cerros de Las Galias… En fin, que la resistencia está compuesta por supervivientes de ese grupo otrora conocido como los Héroes más Poderosos de la Tierra y algunos de otras formaciones o solitarios como Spiderman.. Ultrón no sólo se dedica a gobernar a través de sus legiones de Centinelas Ultron sino que, de vez en cuando, apresa superhéroes para experimentar con ellos como un Mengele cualquiera.

  Los superhéroes, acorralados de tanta caza, deciden huir al único lugar en el mundo donde creen estar a salvo, la Tierra Salvaje de Ka-Zar (ese Tarzán rubiales que Marvel se sacó de la manga en los 60 para “adaptar” historias y conceptos de Burroughs sin pasar por caja... ejem, ejem…Tierra Salvaje=Pellucidar). En los dominios de Ka-Zar encuentran oculto a Nick Furia que se puso a salvo en cuanto vio las orejas al lobo. Furia les enseña todo lo que ha ido reuniendo a lo largo de los años. Tecnología avanzada con la que distraerse en las largas y solitarias noches de la Tierra Salvaje. Entre toda esa parafernalia se encuentra un artefacto que sirve para viajar en el Tiempo. Lobezno, en plan Terminator, propone que hay que viajar al pasado y acabar con Hank Pym antes de que se le ocurra poner el primer tornillo a Ultrón. Los demás le miran como a un loco, que Pym es amigo y esas cosas, por mucho que su creación haya exterminado a la humanidad, no es suficiente razón para matarlo. El Capitán América propone ir al futuro para destruir a Ultrón, pues resulta que Hulka (a costa de su vida, toma spoiler) descubrió que Ultrón se refugia en un futuro cercano y controla el presente (que en realidad también resulta ser futuro, pero más cercano aún… que guay esto de los viajes en el tiempo) conectado a La Visión. En fin, que entre matar a Hank Pym, que suele pagar rondas cuando salen de marcha y Ultrón, que hay que darle cera todo el día para que se mantenga brillante, prefieren ir a por éste.


   Lobezno, que es mucho Lobezno y testarudo como él sólo, prefiere seguir adelante con su plan. Que Pym no tiene ni media hostia y será fácil cortarle en rodajas y se escabulle para viajar al pasado. Lo que no se ha dado cuenta es que le ha seguido La Chica/Mujer Invisible, Susie/Susan Storm… no la ha visto, pero la ha olido, y es que Susie huele de maravilla… así que la deja venir con él y actué como su conciencia para que no mate a Pym, por aquello de no alterar la línea temporal. Pero como la conciencia es algo que se la repampinfla a Logan se carga al buen doctor al estilo Conan, con cabezas saltando por los aires.


  Pues al final resulta que la Mujer Invisible tenía razón y la muerte de Pym desencadena una corriente temporal alternativa que ríete tú de la Era de Ultrón. Huyendo de nuevo de una versión hard de los Vengadores y con Lobezno haciendo frente a Lobezno, deben corregir de nuevo toda la ensalada temporal que han montado. Mientras, en el futuro, los Vengadores auténticos (o que sé yo ya a estas alturas), se enfrentan también a Ultrón para acabar con su régimen de dominio mundial.

  Como veis, una historia al más puro estilo Marvel; multitud de personajes, multitud de tramas paralelas, multitud de batallas, peleas, destrucción y montones de efectos especiales… ¿Quién dijo que esto no podía triunfar en la pantalla grande?

  Bueno como casi siempre, La Era de Ultrón fílmica y La Era de Ultrón tebeística, se parecen como un melón a una tablet… de hecho, si en la peli siguiesen el argumento del cómic, estarían haciendo X-Men. Dias del Futuro Pasado otra vez…


  Pergeñar tamaña saga, corrió a cargo de Brian Michael Bendis, guionista responsable de poner a Los Vengadores de nuevo en el candelero, con historias más actualizadas. La mayor parte del arte corre a cargo del dibujante Bryan Hitch que con su trazo espectacular, hace suyos a los personajes y la trama. A mitad de saga sería sustituido por nuestro Carlos Pacheco y Brandon Peterson, que siguen la estela marcada por Hitch, repartiéndose las escenas del presente y el pasado.


   Los Vengadores. La Era de Ultrón, el cómic, no supone ninguna merma ni spoilea nada de la peli (si no la habéis visto aún), con la que sólo comparte el título, y supone una oportunidad al lector ocasional de acercarse a sus personajes de cine en el medio en que fueron concebidos.