miércoles, 21 de octubre de 2015

Los cómics en las bibliotecas

El próximo sábado (24 de oct.) se celebra el Día Internacional de la Biblioteca. La ocasión parece la adecuada para que desde lo nuestro, los tebeos, hagamos mención de este tema en lo que nos toca.

"Cómics y bibliotecas, una combinación exitosa... si se mezclan."

Algunos de los posibles temas que pueden mencionarse (no pretendiendo ser exhaustivos) serían  los principales problemas -algunos relacionados entre sí- y las grandes virtudes que cabe esperar de este maridaje.

En cuanto a los primero (problemas), habría que hablar de la frecuente escasez de fondos bibliográficos comiqueros en muchas bibliotecas (no solo por falta de fondos económicos de los últimos tiempos), en parte por la persistencia de ciertos prejuicios y sobre todo por el desconocimiento del panorama editorial actual (también en las bibliotecas escolares). Especialmente grave resulta en las bibliotecas de las poblaciones más pequeñas (la mayoría en Extremadura) donde tampoco hay tiendas de cómics y las librerías generalistas apenas tienen tebeos. Esta escasez lo es también en la selección y variedad de dichos fondos (por géneros, edades,... que no solo estén Tintín, Astérix y Mortadelo), cuando los hay.A lo que se suma la frecuente falta de formación de bibliotecarios y profesores en este campo (lo  que podría compensarse con un buen asesoramiento).

Por el contrario, los beneficios que cabría esperar de una presencia digna y suficiente de los cómics en las bibliotecas son innumerables. Las actividades que pueden desarrollarse son múltiples, vistosas y atractivas (clubes de lectura, talleres, exposiciones, encuentros con autores, concursos,...) y el papel que puede jugar el cómic en el fomento de la lectura puede ser fundamental, conduciendo al lector en un camino de crecimiento hacia lecturas cada vez más ricas y avanzadas, tanto dentro del propio Noveno Arte como hacia otros formatos (cine, literatura, ensayos,...).

La biblioteca puede y debe jugar un papel democratizador en el acceso a la cultura (sobre todo cuando esta no es barata) y el cómic se muestra como un medio idóneo, dado su carácter híbrido entre texto e imagen, para facilitar el acceso al saber a aquellos que han tenido menos oportunidades o acierto para la consecución de capacidades como la comprensión lectora.

Iniciativas como el préstamo en formato electrónico pueden ayudar a mejorar las cosas poco a poco aunque está claro que la tarea básica estaría en dotar adecuadamente a las bibliotecas públicas y escolares con una comicteca básica, variada y suficiente, para dar acceso a los usuarios a este medio tan -paradójicamente- atractivo como olvidado (a diferencia de otros países de nuestro entorno).

exTreBeO se ofrece para asesorar a todos los interesados (extrebeo@gmail.com), ya que la difusión del cómic es uno de los objetivos fundamentales de nuestra asociación.

Veamos un posible ejemplo para empezar, un "kit de emergencia" para bibliotecas (públicas, escolares,...), para crear una dotación mínima a modo de minitebeoteca; siempre modificable claro, es una sugerencia para quien no sepa por dónde empezar:

- Naruto o Detective Conan (2-3 tomos, Planeta)): 17 €
- 1 tomo de la colección Un manga, un romance (Planeta): 6,95 “
- 1 Astérix, 1 Tintín, 1 Mortadelo y 1 Lucky Luke (varias ed.): 46 “
- 4 cómics de superhéroes (Spiderman, Iron Man, Batman y Superman, por ej.,; en Panini Cómics y ECC): 50 “
- Persépolis (Norma): 17 “
- 300 (Norma) : 19,50 ”
- Blacksad (Norma): 12 “
- Arrugas (Astiberri): 15 “
- Robinson Crusoe y La Odisea (SM): 19 “
- 1 Conan el bárbaro (Planeta) : 15 €
- El Capitán Extremadura (Editora Regional): 12 "
- Infantil: 3 tomos de la colección Mamut (ed. Bang): 30 "
TOTAL aprox.: 250 €

Dos enlaces interesantes sobre el tema (AQUÍ y AQUÍ) 
 Antonio Roguera (redacción exTreBeO)