miércoles, 30 de marzo de 2016

139 exTreBeO micropodcast: El cómic portugués


Nos acercamos al cómic realizado en lengua portuguesa. Ya iba siendo hora de que dedicáramos un programa al cómic de nuestra cultura vecina, a menudo desconocida en muchos aspectos a pesar de contar, como cabe imaginar, con un pasado y un presente destacables también en este ámbito de la cultura que es el cómic. Banda desenhada en Portugal y Quadrinhos en Brasil.

[BOTÓN DERECHO + GUARDAR COMO]

o ESCÚCHALO online pinchando directamente.

http://www.ivoox.com/podcast-comic-extrebeo_sq_f112441_1.html
(y en iTunes)

Al igual que en el resto de países europeos la historieta portuguesa encontraba su principal vehículo de transmisión en las revistas periódicas que se publicaban allá por los años 20 y 30 en grandes tiradas. No vivió Portugal la explosión de las revistas de aventuras dado que las suyas tenían un carácter misceláneo con variedad de contenidos, tanto autóctonos como foráneos, que recogían diversos géneros (humor, aventuras,...), . Destacamos algunas curiosidades como que la fundamental revista O Papagaio acogió la primera traducción no francófona de Tintín en 1936 y la primera edición en color (¡antes incluso que en Bélgica!). En esa misma época nace O Mosquito, una de las más célebres de toda la historia de la banda desenhada, cuyo éxito puede comprenderse si decimos que llegó a tener periodicidad bisemanal (jueves y sábados), conteniendo historietas tan famosas en Portugal como Zé Pacóvio. La revista Mundo de Aventuras estuvo publicándose entre 1949 y 1989 (¡1900 números!). También hubo cómics "oficiales" del régimen dictatorial de Salazar (como Camarada), revistas para chicas (como Fagulha) y ya en los 60 el Tintín luso, considerada la mejor edición extranjera del semanario francobelga. (AA.VV., Del tebeo al manga. Una historia de los cómics, t.7, 8 y 9, Panini Cómics - VER).

Con el surgimiento de la novela gráfica nos encontramos con interesantes autores desde los 70 y 80 que, sin embargo, son poco conocidos fuera de Portugal... a excepción de algunos como José Carlos Fernandes (1964), que se dio a conocer internacionalmente con su estupenda La peor banda del mundo (recopilatorio en 2 t. en Astiberri de un cómic inteligente como pocos y ¡con banda sonora a ritmo de jazz!).

En Brasil se desarrolló primeramente más un cómic infantil y juvenil (era difícil competir con los productos norteamericanos) pero en décadas recientes la situación ha cambiado gracias, entre otras cosas, a la política gubernamental de dotar a las bibliotecas públicas de fondos de "quadrinhos" (desde 2006). Incluso hay quien habla de una edad de oro del cómic carioca al referirse a la actualidad.

Como ejemplo de un cómic actual realizado por un autor en lengua portuguesa recomendamos Tungsteno, de Marcello Quintanilha (1971). Mientras preparábamos este espacio este cómic -que ya habíamos escogido- recibió el Premio al mejor Polar en el Festival de Angoulême. Se trata de una obramoderna en su forma de narrar cuya acción transcurre en un corto período de tiempo (unas dos horas aprox.), pero en la que se entrecruzan las historias de diversos personajes -a los cuales conocemos de forma paralela- en torno a un hecho más o menos anecdótico y que podría enmarcarse en un género negro pero en el que, inusualmente, todo transcurre a plena luz del día (en las playas de Salvador de Bahía). El dibujo es de gran calidad, exagerando en ocasiones las expresiones de los personajes, y consigue transmitir perfectamente la historia y los sentimientos de cada uno y materializar una ambientación luminosa que contrasta con la tensión dramática y veloz de los acontecimientos. Llama la atención de entrada una espectacular y sugerente imagen de portada. Podríamos decir, para buscar una referencia conocida, que es una historia a lo Pulp Fiction por su esquema narrativo, aunque más sencillo puesto que la mayor parte de los hechos suceden paralelamente y no se va tanto hacia delante y hacia atrás como en la película de Tarantino.